Vídeos en tupperware: o cómo convencer a un cliente desconfiado.

Querido potencial cliente, y cordón umbilical anhelado de nuestro incierto futuro.

Esto son matemáticas. Y por tanto, hechos indiscutibles. Que por ser indiscutibles, no se prestan discusión. Sin embargo, hoy la regalamos.

Demostrado en el saber popular que: “una imagen vale más que 1.000 palabras”, y haciendo una sencilla regla de tres:

1 segundo de peli tiene 24 fotogramas o imágenes distintas.

En un minuto hay por tanto: 24*60= 1440 imágenes.

Si cada imagen vale 1.000 palabras…

…un minuto de vídeo equivale a 1.440.000 palabritas.

Pues sí, casi un millón y medio de palabras condesados en 60 segundos.

Esto al peso estaría muy bien. Y es un argumento aritmético que debiera ser infalible ante cualquier cliente indeciso: Si tienes un negocio deberías tener un vídeo y si no, algo estás haciendo mal. (Así es, las cosas se hacen mal, cuando no se hacen bien, o cuando no se hacen: ni bien ni mal).

Dicho esto, que pudiera sonar al cuento del trilero, hay otros argumentos más elaborados que hoy os traemos, y responden a las estadísticas más actuales que hemos podido recopilar en esta imagen adjunta

#vídeos #vídeo #enefecto3D #estadisticasvídeo

Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Call Now Button