Vídeos en tupperware: o cómo convencer a un cliente desconfiado.

Querido potencial cliente, y cordón umbilical anhelado de nuestro incierto futuro.

Esto son matemáticas. Y por tanto, hechos indiscutibles. Que por ser indiscutibles, no se prestan discusión. Sin embargo, hoy la regalamos.

Demostrado en el saber popular que: “una imagen vale más que 1.000 palabras”, y haciendo una sencilla regla de tres:

1 segundo de peli tiene 24 fotogramas o imágenes distintas.

En un minuto hay por tanto: 24*60= 1440 imágenes.

Si cada imagen vale 1.000 palabras…

…un minuto de vídeo equivale a 1.440.000 palabritas.

Pues sí, casi un millón y medio de palabras condesados en 60 segundos.

Esto al peso estaría muy bien. Y es un argumento aritmético que debiera ser infalible ante cualquier cliente indeciso: Si tienes un negocio deberías tener un vídeo y si no, algo estás haciendo mal. (Así es, las cosas se hacen mal, cuando no se hacen bien, o cuando no se hacen: ni bien ni mal).

Dicho esto, que pudiera sonar al cuento del trilero, hay otros argumentos más elaborados que hoy os traemos, y responden a las estadísticas más actuales que hemos podido recopilar en esta imagen adjunta

#vídeos #vídeo #enefecto3D #estadisticasvídeo

Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button+34 600 009 727